× Blog Proyectos Contacto
Adriel Padilla Arquitectos

MI PRIMERA CASA

Sin duda al pensar en comprar o construir una casa por primera vez, hace que surjan bastantes preguntas, pero la más difícil es ¿Qué queremos en realidad?

Al igual que invertir en un primer negocio o definir nuestra vocación al entrar  a la universidad, la inversión de una casa requiere de un profundo análisis para definir lo que queremos de manera específica y evitarnos muchos dolores de cabeza en el proceso.

Pensar a futuro es muy importante para que los cambios y nuestras futuras necesidades no nos tomen por sorpresa. ¿Mi familia va a crecer? ¿Voy a necesitar espacio extra en unos años más? ¿Cuánto van a costar esas modificaciones y adaptaciones? ¿Tengo espacio suficiente o tendré que comprar otra casa? ¿Mi casa es para 5, 10 o 20 años? Obviamente por cada respuesta se requiere de una casa con diferentes características.

 

Lo más probable es que se cuente con un capital limitado y la casa de tus sueños tendrá que esperar y optes por una opción accesible que cumpla tus necesidades básicas pensando en ir haciendo mejoras continuas año tras año ¡Qué buena idea!

Lamentablemente la mayoría de las opciones que tenemos a la mano no cuentan con una modulación diseñada para ampliaciones a futuro y las pocas que tienen una opción de ampliación se encuentra estrictamente limitada, una recámara en un único espacio posible. La mayoría de los desarrollos habitacionales tienen como prioridad la construcción en masa y para construir más se requiere de ahorrar lo mayor posible para aprovechar el recurso disponible por lo que los materiales y sistemas constructivos te dan la resistencia mínima necesaria para lo que se está ofreciendo, en pocas palabras, una casa de un piso de un desarrollo inmobiliario únicamente está construida para soportar una sola planta y reforzarla para que soporte un segundo piso de manera correcta puede salirse de nuestro presupuesto.

 

 

Las consecuencias de apresurarnos

 

Al Precipitarnos en la compra o construcción de nuestra casa sin un plan a futuro trae como consecuencia el desaprovechamiento de nuestros trabajos previos, para lograr una ampliación deseada tenemos que demoler la cocina que nos costó $100,000 pesos, el baño en el que nos gastamos $50,000 pesos en azulejos y muebles que ahora se convertirán en una sala de estar a la que le tenemos que invertir nuevamente cierta cantidad de dinero y así con cada modificación que hagamos. Gastamos, para después demoler y volver a gastar pudiendo aprovechar todos los trabajos previos y solamente ir sumándole nuevos espacios.

 

 

Una brillante solución

 

Actualmente existen facilidades de pago y créditos hipotecarios que nos permiten adquirir un terreno y construir de la misma manera que para adquirir una casa.

Podemos idear un plan de desarrollo por etapas construyendo nuestra propia casa pensada en nuestras necesidades de corto, mediano y largo plazo. Esto no significa que siempre vamos a ver nuestra casa en construcción con escombros y aparentemente siempre incompleta.

Se puede idear una casa completamente Modular en la que obtengamos como primera etapa una casa completamente funcional con acabados y espacios exteriores terminados en su totalidad con jardines y terrazas, terrazas que se transformarán para una segunda etapa en otros lugares donde todos los elementos existentes sean las bases para una futura ampliación. Únicamente agregaremos lo que falta produciendo un proceso constructivo más limpio, con mucho menos desperdicio y mucho más práctico. Lo mejor de todo, ¡Un sólo gasto por metro cuadrado!

 

No te precipites, piensa, ahorra, disfruta.

Suscríbete a nuestro Newsletter