× Blog Proyectos Contacto
Adriel Padilla Arquitectos

¿Cuánto cuesta NO tener un arquitecto?

20 de enero de 2018 – Arq. Carlos Adriel Padilla



 

¿ES COSTOSO CONTRATAR A UN ARQUITECTO?


Yo diría ¨Es mucho más costoso No tener uno¨


Existe la creencia de que los Arquitectos son caros y solo están al alcance de ciertas personas de determinada clase social, sin embargo esto es solo un mito.
Un Arquitecto es un especialista en determinada área, algunos se dedican a realizar avalúos inmobiliarios, otros a proyectos urbanos, residenciales, comerciales, construcción, etc.

 

En mi opinión personal, pienso que cualquier persona con la debida capacitación y enfoque puede logra cualquier cosa que se proponga. Lo que lleva a que existan varias profesiones es que está comprobado que ninguna persona puede hacerlo ¨TODO¨ y un profesional no es más que una persona que se dedica completamente a un trabajo específico y lo domina de tal manera que con ese conocimiento puede ayudar a otros.

 

La frase ¨echando a perder se aprende¨ queda como anillo al dedo si estás por comenzar un proyecto o una construcción por cuenta propia y no eres especialista en el tema, ¿Por qué?  Porque te vas a equivocar, ¡y mucho! Es parte del aprendizaje, un aprendizaje que apenas estarás por comenzar. Lamentablemente no estamos en la universidad donde te puedes equivocar y lo peor que podía pasar era una baja calificación o repetir la materia. En la vida real los errores cuestan.. ¡Y cuestan Mucho!

 


Cuando una persona está aprendiendo algo nuevo es natural cometer algunos errores por falta de experiencia y los más comunes para las familias que inician un proceso de construcción o remodelación de sus hogares son los siguientes:

Primer error del autoconstructor – No tener un Proyecto

 

Ya sabemos que los errores cuestan y cuestan bastante, la mejor manera de minimizar los errores en la construcción es solucionando un buen proyecto.

¨Más vale prevenir que lamentar¨.
Supongamos que quieres contratar a un arquitecto para que te haga un proyecto de una casita que quieres construir en un terrenito que compraste con mucho esfuerzo, el arquitecto te dice que sus honorarios (por decir una cantidad) son 30mil Pesos por el Diseño y lo que resulte del Proyecto Ejecutivo (planos de construcción). Una cantidad que espanta si eres de los que piensa que te podrias ahorrar ese dinero contratando a tu ¨Maistro¨ de confianza y tú dirigir el proyecto con las ideas que has visto en internet.

Empiezas a construir y te das cuenta que tu recámara quedó muy pequeña y decides demoler una pared (que te costó cerca de mucho dinero hacerla + lo que te cobren por demolerla) para ampliarla, compras la lista de materiales que el albañil cree que puedes necesitar y te das cuenta que compraste de más y al percatarte demasiado tarde ya no puedes devolver el sobrante, los muros y las columnas muy grueso(a)s (según el albañil ¨para que aguante¨) y te costaron el doble o un colapso por no tener un cálculo estructural,  el agua se estanca en las cubiertas, te faltaron ventanas o pusiste de más, los muebles no caben por las puertas, te faltó espacio para la alacena, etc.

Con un buen proyecto te ahorras una serie de acontecimientos que van sumando pérdidas económicas a largo plazo. (no vas a querer ni sacar esas cuentas que serán mucho más que haberle pagado a un arquitecto desde un inicio)

 


 

Segundo error – No tener director de Obra.

 

Es el encargado de que todo se haga en tiempo y de la manera correcta coordinando toda la serie de trabajos y tareas indicadas en el proyecto.

¨El tiempo es dinero¨ y una nómina de trabajadores de la construcción (Albañiles, soldadores, carpinteros) es muy costosa y pagarles sin hacer nada es tirar tu dinero, si no llega el material a tiempo ¿Con qué van a trabajar? O si estan trabajando y se les acabó la varilla o el cemento es detenerse el resto del día.

Necesitas un director de obra o un responsable que se encargue de que eso no suceda, que le saque el mejor provecho a los materiales para evitar desperdicios y tiempos muertos. El 90% de las veces sale mas caro contratar solo a los albañiles y querer ser tú el(a) que dirija la construcción.



Tercer error  – Irse por el más barato.

 

¨Lo barato sale caro¨ ¿Lo has escuchado? Muchas veces festejamos el hecho de haber conseguido un precio muy por debajo del promedio y estamos felices y contentos.. hasta que llega el primer problema.

Cobrar lo mínimo a veces ni lo suficiente para salir con los trabajos pactados es muy peligroso y lo más probable es que no terminen el trabajo porque no les alcanzó, otro problema puede ser la cuestión de garantías; vamos a poner un ejemplo: Un Arquitecto que paga muy bien a sus trabajadores o contratistas de confianza tiene un problema y resulta que el carpintero se equivocó en el color de la cocina y el cliente está muy molesto, el carpintero aceptando su error se ofrece para reparar el daño ya que no quiere perder la buena relación que tiene con ese arquitecto ya que económicamente le va muy bien con él.  Ahora suponiendo que pasa el mismo problema con un arquitecto que cobra muy barato y le paga muy poquito a sus trabajadores o contratistas exigiendo una calidad competitiva, obviamente no tiene la misma respuesta de su gente y al primer problema ¨te dejan con la chamba tirada¨. En el caso más probable puede que ya no vuelvas a saber ni del Arquitecto ni del carpintero.

Un profesional responsable siempre se hará cargo de sus compromisos y garantizará el resultado de lo que promete y la mayoría de las veces el precio lo vale.


 

Un arquitecto es un aliado que verá por tu beneficio y trabajará como parte de tu equipo para que todo quede bien hecho al mejor precio posible y el precio va derivado al valor que le aportemos al cliente.


Si ya has construido una o varias edificaciones sabes de lo que hablo, si es tu primera vez, toma en cuenta estos consejos antes de derrochar tu dinero a largo plazo.


Asesórate con alguien que conoce del tema para que su experiencia sume beneficios para ti.



A nadie le gusta escuchar ¨Te lo dije¨ , evita ser de esas personas y comienza a recibir halagos y felicitaciones por el resultado de tus proyectos.

Suscríbete a nuestro Newsletter